Píldoras en el correo: cómo Covid reabrió la guerra del aborto

El bloqueo revolucionó el acceso de las mujeres al tratamiento domiciliario, y reforzó la reacción contra el aborto

Kay, de 34 años, se dio cuenta de que se le había retrasado la regla al mes de iniciarse el cierre de Gran Bretaña. El número de muertes por coronavirus se disparaba en todo el país. Covid-19 estaba sometiendo al NHS a una presión sin precedentes y Boris Johnson había dado al pueblo británico lo que describió como "una instrucción muy simple" en un discurso a la nación desde Downing Street: "Deben quedarse en casa".

Kay, madre de una niña de seis años, necesitaba hacerse con un kit de prueba de embarazo. Se conectó a Internet y, dos días más tarde, recibió la prueba y se enteró de que el resultado era positivo a través de dos líneas rosas. Era la noticia que tanto temía.

El aborto se convirtió probablemente en uno de los derechos más amenazados en Europa

Sigue leyendo…